Un Ensayo Sobre el Nihilismo Verde (Julian Langer)

«El anarquismo nihilista no se preocupa por una revolución social que agrega un nuevo capítulo a una vieja historia, sino por el final de la historia por completo». ¡Aragorn!

Antes de comenzar realmente con esto, quiero decir que, en realidad, está bien y que podemos estar de acuerdo con eso. Claro que podemos estar horrorizados, enfurecidos, odiosos, etc., pero está bien que nos hayamos encontrado con esos sentimientos y lo que los causó, en cierto sentido, está bien.

Nada estuvo destinado a durar y la nada es todo lo que dura.

Es por eso que mi primera declaración sobre el comienzo de esta pieza es en realidad una mierda. Esta pieza no comenzó cuando comencé a escribirla y no terminará cuando me detenga. Sus comienzos se ubican en la nada de los orígenes desplazados, demasiado complejos para crear cualquier cartografía, y sus finales se disiparán en la nada de la fugacidad, cuando todos los que lo han leído o lo leerán alguna vez lo han olvidado o muerto.

Y eso también está bien. Nada estuvo destinado a durar y la nada es todo lo que dura.

El río fluye, contigo y yo atrapados en sus corrientes, ambos renovados y destruidos en cada momento presente, y eso está bien. Está bien que cualquier intento de construir una existencia significativa a partir de la nada de esta condición acósmica (1) sea y es Absurdo. Y está bien seguir haciéndolo: todos los seres vivos han hecho esto y murieron, sus esfuerzos se volvieron inútiles, pero su lucha salvaje/la lucha por sobrevivir sigue siendo igual de hermosa: incluso si la vida es una broma cósmica, con el ser vivo en la línea final (2), todavía está bien reírse y deleitarse con la trágica comedia de todo esto.

Nada estuvo destinado a durar y la nada es todo lo que dura.

En Feral Consciousness utilizo para este tipo de ontología nihilista acósmica el término o-nihilismo y recientemente he empezado a utilizar el término Ser salvaje para abarcar una descripción ontológica amplia, que incluye la transitoriedad acósmica. En esta pieza utilizaré el Ser salvaje como término específico para el nihilismo ontológico y trataré de aclarar mi significado del término nihilismo en su uso.

Este es el tema fundamental que se presenta al tratar de discutir el nihilismo. ¿Cómo defines nada? ¿Puedes decir lo que no es? ¿Tiene el término, con todos sus diversos usos específicos del contexto, algún significado puro y verdadero? (La definición de cualquier palabra/signo es arbitraria y específica del sujeto, lo que hace que la última pregunta sea irrelevante en un sentido, pero relevante para el juego fantasmático del discurso).

También está el problema de cuándo se cruzan las diferentes categorías de nihilismo, lo que hace que los usos específicos sean más confusos. El nihilismo ontológico, mereológico (3) y existencial se cruzan en varios puntos, de formas que son difíciles de desconectar. El nihilismo epistemológico, lo que llamo e-nihilismo (escepticismo-nihilista) (4) en Conciencia salvaje, también parece estar vinculado a estos tres usos, pero al mismo tiempo no lo hace. E igualmente, el nihilismo existencial, moral y político parecen interconectados y difíciles de desconectar entre sí, o el nihilismo epistemológico.

Aunque no me voy a preocupar. Voy a salir del paso con esto lo mejor que pueda. Estamos hablando de la No-cosa después de todo, a través del medio de construir categorías de formas y ubicarlas dentro de mapas de significado, para describir eventos, ubicaciones, lugares, situaciones, geografías, etc., que ya se han disipado en el abismo de la fugacidad. Estamos en el reino de los fantasmas de la historia, en virtud de cualquier nivel de compromiso dentro de este medio.

Y eso está bien. Recuerda que es una broma cósmica absurda y tú eres el chiste, ¡así que ríete estúpido! (Nietzsche llamó a esto Amor Fati)

Nada estuvo destinado a durar y la nada es todo lo que dura.

Simplemente seguimos bailando nuestras vidas con las canciones que encontramos y creamos, en rebelión, y abrazamos la responsabilidad que tenemos con nosotros mismos de manera egoísta, como seres encarnados que son extensiones del mundo, dada la libertad a la que estamos condenados.

“La revuelta contra la civilización significa que debemos atacar tanto interna como externamente. En realidad, no existe separación entre los dos. Este ataque es una respuesta: una respuesta a la totalidad en la que hemos sido arrullados que busca destruirlo todo. Para algunos, eso significa literalmente. Su objetivo es eliminar todo, desde el hormigón hasta la naturaleza, para que puedas hacer cualquier cosa o ir a cualquier parte. Es una rabia nihilista que busca la honestidad solo donde el individuo permanece aislado: eliminar todas y cada una de las cadenas imaginables”. Tucker

“¡Preferiría ser cenizas que polvo!
Preferiría que mi chispa se apague en un resplandor brillante que ser sofocado por la putrefacción fungoide.
Preferiría ser un meteorito soberbio, cada átomo de mí en un resplandor magnífico, que un planeta permanente y adormecido.
La función del hombre es vivir, no existir.
No desperdiciaré mis días tratando de prolongarlos.
Usaré mi tiempo «. London

El tema del nihilismo ha sido uno con el que los anarquistas han tenido que involucrarse durante muchos años. La anarquía primigenia, para tomar prestado el término de Tucker, parece sinónimo de nihilismo, en el sentido de Ser salvaje.

Pero esta no ha sido, no es y probablemente no seguirá siendo una relación cómoda.

Esto se debe principalmente a la división entre los anarquistas interesados ​​en el anarquismo y los interesados ​​en la anarquía.

El anarquismo es un marco ideológico moral y político sistemático, nacido del espíritu de las “revoluciones” europeas de los siglos XVIII y XIX y de la estética socialista utópica. Desde sus usos más tempranos, la definición de anarquismo se ha dividido en varias escuelas de pensamiento, cuyo enfoque general de práctica ha sido la disputa entre ellos sobre qué es lo que quieren hacer y si otros anarquistas les permitirán hacer lo que quieren hacer. – el anarquismo tiende a ser increíblemente aburrido y decepcionante, por lo que personalmente, en general, no me involucro con él.

La anarquía, como ya se ha dicho, es un Ser salvaje y algo totalmente en desacuerdo con la mayoría de las categorías de la estética del anarquismo sobre lo que deseamos nosotros como anarquistas, con la excepción de que esto es el anarquismo verde y el anarquismo ontológico (ambos en el sentido amplio de los términos).

Esta contradicción nace del deseo general del anarquismo de construir formas de ser agradables y civilizadas, que encajen en las preferencias morales euroamericanas y en la progresión meliorista de la Historia; mientras que la anarquía requiere la liberación de la represión de la Historia hacia la autenticidad cínica. (Vale la pena señalar que muchos anarquistas nihilistas son solo parte de esa comunidad debido a la decepción con el fracaso del anarquismo como movimiento para producir sus objetivos ideológicos deseados).

Debido a esta contradicción, los anarquistas nihilistas (en este contexto, refiriéndose al nihilismo político y moral) son frecuentemente excluidos de la discusión más amplia, demonizados y subyugados a la caza de brujas. Esto es divertido en muchos sentidos, dado que Emma Goldman, un clásico del discurso anarquista tradicional, fue muy influenciada por nihilistas como Stirner y Nietzsche, y que de muchas maneras, incluso a través del fracaso, el movimiento nihilista Ruso ha tenido un efecto mayor en la historia, en su efecto sobre Lenin, de lo que jamás ha hecho el anarquismo. Pero, de nuevo, a la anarquía no le importa la historia.

La historia es un medio para codificar la territorialización del mundo en orden, creando la dicotomía ilusoria de orden y caos en el proceso. La historia es un reino de fantasmas y espectros, y los anarquistas que valoran la anarquía sobre los sistemas del anarquismo lo saben. Como tal, los nihilistas con frecuencia se rebelan frente a la historia, lo que enfurece a sus defensores. Y aunque quizás haya algo que decir por tacto, hay valor en el esquizmo (5) que crea esta risa, ya que abre espacios para el colapso de la historia.

Y aquí nos encontramos con un problema. Tenemos un esquizma quizás valioso y, sin embargo, nos encontramos dentro de la Historia, sujetos a sus medios de ejercer una opresión violenta.

Entonces las preguntas se presentan por sí mismas. ¿Qué hacemos? ¿Cómo seguimos? ¿Seguimos?

No se presentan respuestas claras. Pero no estamos en una época de respuestas claras (si alguna vez lo estuvimos es cuestionable, pero seguimos adelante). Así que no intentaré dar algo claro y fácil.

De hecho, voy a dar algo increíblemente complicado y difícil, que probablemente disgustará a muchos de ustedes que lean esto (al menos espero que sirva).

Nosotros […] queremos amar porque sentimos amor, porque el amor complace nuestro corazón y nuestros sentidos, y experimentamos un mayor disfrute propio en el amor por otro ser (6). Stirner

¡Somos perfectos en conjunto! Porque somos, en todo momento, todo lo que podemos ser; y nunca necesitamos ser más (7). Stirner

«El amor, el amor genuino y apasionado, fue suyo por primera vez». London

Hippies, pacifistas, liberales y románticos de diferentes descripciones han arruinado las discusiones sobre el amor en su mayor parte. Así que mientras hago la transición a esta sección, soy consciente de los prejuicios de las personas y de cómo podrían percibirse ya.

Pero el amor, como el nihilismo, es un término con muchos medios diferentes. Y el amor a menudo puede significar casi cosas opuestas.

Si asumimos que aquí el amor no se usa para referirse al romance, entonces debemos preguntarnos ¿qué es el romance? Es bastante fácil afirmar que el romance implica una percepción idealizada de lo que sea por lo que estamos experimentando afecto. Pero parece que hay más que eso. El romance no es afecto por la cosa en sí, sino más bien afecto por la máscara simbólica que el espectador es parcialmente responsable de crear, ocultando la cara y el cuerpo reales de la cosa en sí. (Esto ha implicado abrazar la noción de cosas que contienen identidades, pero esto es algo que estoy dispuesto a abrazar, mientras estoy atrapado en este medio de lenguaje para comunicarme).

El romance es en realidad de lo que tratan la mayoría de nuestras ideologías contemporáneas. Los nacionalistas y conservadores son románticos con sus naciones. Los liberales son románticos con los oprimidos. (La mayoría) de los anarquistas y socialistas son románticos con la revolución y los supuestos ataques al sistema. Ninguno de ellos ama la cosa en sí misma. Sus afectos son hacia la máscara idealizada de lo que representa simbólicamente, dentro del lenguaje del discurso y sus valores.

Sin embargo, el amor es directo. El amor implica ser una nada desnuda para abrazar la nada desnuda que amas. El amor requiere encontrar la belleza en lo imperfecto. Requiere ver la belleza detrás de la máscara y en lo que no tiene máscara. El amor es el afecto por la cosa en sí, ante todo lenguaje, representación y simbolización, como algo pasajero, Absurdo y bello, en su revuelta cósmica por el Ser.

El amor es la única razón para valorar cualquier cosa, ya sea el amor a uno mismo o el amor por los demás. El amor es la única razón para luchar por cualquier cosa. El amor es también la única razón para odiar cualquier cosa, ya que solo puedes amar tan intensamente como puedes odiar.

(Algunos nihilistas (vulgares), que se aferran a los dogmatismos del cientificismo y al materialismo eliminatorio de mala calidad, afirman que el amor no es real, pero esto nace de una crasa falta de autenticidad y una total renuncia a uno mismo).

«Era una furia silenciosa que ningún tormento podía domar». – London

Venganza. Lo llamo La venganza de Zarathustra porque como dijo Nietzsche, la venganza puede ser de segunda categoría pero no es nada. Uno podría disfrutar de la satisfacción de aterrorizar a los bastardos por lo menos por unos momentos. Anteriormente defendía el “Terrorismo Poético” en lugar de la violencia real, con la idea de que el arte podía ser esgrimido como un arma. Ahora he llegado a dudarlo. Pero tal vez las armas podrían usarse como arte. Desde el mazo de los luditas hasta la bomba negra del attentat, la destrucción podía servir como una forma de creatividad, por sí misma, o por razones puramente estéticas, sin ilusiones sobre la revolución. Oscar Wilde se encuentra con el acte gratuit: un dandismo de la desesperación….. Anarquistas verdes y AntiCivilización Neo-primitivistas parecen (algunos de ellos) moverse hacia un nuevo polo de atracción, el nihilismo. Tal vez el neo-nihilismo sirva como una mejor etiqueta, ya que esta tendencia no es simplemente una réplica del nihilismo de los narodniks rusos o los atentatistas franceses de alrededor de 1890 a 1912, por mucho que los nuevos nihilistas vean a los antiguos como precursores. Comparto su crítica; de hecho, creo que la he estado reflejando en gran medida en este ensayo: desesperación creativa, llamémosla. Sin embargo, lo que no entiendo es su propuesta, si es que la hay. «¿Lo que se debe hacer?» Después de todo, originalmente era un eslogan nihilista, antes de que Lenin se lo apropiara. Supongo que mi opción #1, escape pasivo, no encajaría en la agenda. En cuanto al escapismo activo, usar el sufijo «ismo» implica alguna forma no solo de ideología sino también de alguna acción. ¿Cuál es el resultado lógico de este tren de pensamiento? Hakim Bey

“Si la política de la crueldad se deriva de la creencia de que debemos destruir lo que nos destruye, la emoción de la crueldad es la venganza. Solo este gusto por la venganza ofrece resistencia a las voces de este mundo que nos dicen que aguantemos la violencia diaria que se nos hace. Sentirse cruel es saber que merecemos algo mejor que este mundo; que nuestros cuerpos no son para que los odiemos o los miremos con disgusto; que nuestros deseos no son patologías desastrosas. Sentir la pasión ardiente de la crueldad, entonces, es reclamar el rechazo. Nos negamos a comprometernos a nosotros mismos y al millón de pequeños compromisos del patriarcado, el capitalismo, la supremacía blanca, la hetero / homo-normatividad, etc. Como tal, el tema de la crueldad ya no se convence a sí mismo de amar al mundo o de encontrar algo en el mundo que redima al todo. En pocas palabras: el sujeto de la crueldad aprende a odiar al mundo. El sentimiento de crueldad es el correlato necesario con la política de la crueldad; aprender a odiar al mundo es lo que se correlaciona con la tarea política de destruir lo que nos destruye a todos ”. Hostis

El odio a menudo, debido a su asociación historizada con aspectos desagradables de la civilización como el racismo, la homofobia, el nacionalismo, etc., se ignora como algo valioso o deseable. Muchas, si no la mayoría, de las tradiciones religiosas predican que el odio es algo maligno y debe ser exorcizado de nosotros, a través de varios rituales y etapas dentro de sus progresiones institucionales.

Esta represión de un auténtico estado emotivo que sirve como medio para reaccionar a aquello que inhibe nuestra capacidad de vivir, es parte de la psicosis de abnegación que la civilización crea activamente. Sirve como un medio para mantener la vida cotidiana socio-normativa.

Sin embargo, el odio está íntimamente ligado al amor. Amo lo salvaje y como tal odio lo que reprime lo salvaje, la civilización. Una madre tejón ama a sus cachorros y, como tal, odia al granjero que los mata. Un bebé rinoceronte ama a su madre y, como tal, odia al cazador que la mata.

El odio es una energía valiosa de la que extraer, como el amor.

Muchos de nosotros dentro de la comunidad anarquista nihilista llegamos a sentir el odio que tenemos por esta cultura debido a un profundo amor por lo salvaje. Es mi deseo que estas energías estén bien dirigidas.

La dirección del amor es fácil: defiende lo que amas y resiste aquello que busca dañar lo que amas. Conocemos bien este espacio, aunque ninguno de nosotros en el mundo radical somos muy buenos en él, lo que no quiere decir que esos esfuerzos por defender y proteger no sean valiosos. La dirección del odio es más difícil y nosotros, fuera de las simpatías morales que dominan nuestros discursos, somos peores. Pero simplemente, la dirección del odio es la venganza.

La venganza es valiosa como medio de liberación catártica, para nuestro bienestar psíquico. Pero la venganza también es importante, ya que sirve como un medio para desestabilizar el poder que tienen los que tienen autoridad y tomarlo para uno mismo.

Queda por ver cómo alguien elige vengarse.

Hakim Bey en la cita anterior aboga por el terrorismo poético. Los eco-extremistas abogan por medios de venganza más explícitamente violentos. La ruta que elijan los eco-radicales de cualquier comunidad / medio depende de ellos.

No estoy escribiendo un manual de instrucciones aquí, así que dejaré que su imaginación lo lleve a lo que se siente como su curso de acción deseado.

“Envidio a los salvajes. Y les gritaré en voz alta: «Sálvate a ti mismo, la civilización se acerca».

Por supuesto: nuestra querida civilización de la que estamos tan orgullosos. Hemos abandonado la vida libre y feliz de los bosques por esta horrenda esclavitud moral y material. Y somos maníacos, neurastenicos, suicidas.

¿Por qué debería importarme que la civilización le haya dado alas a la humanidad para volar y poder bombardear ciudades? ¿Por qué debería importarme si conozco todas las estrellas del cielo o todos los ríos de la tierra? Filippi

Entonces, ¿qué es el nihilismo verde?

Se podría decir que el nihilismo verde son las energías de venganza nacidas del amor y la defensa nacida del odio. También se podría decir que el nihilismo verde es un abrazo a la rebelión rebelde Absurda y desafiante frente a esta cultura de la Muerte.

Sin embargo, también se podría decir que el nihilismo verde es el devenir animal naturista de un devenir salvaje, renunciando a los adornos de la civilización, sus tecnologías, aderezos, etc., en un abrazo poco romántico de lo salvaje. Y en este sentido, el nihilismo verde es la práctica de la auténtica autorrealización individualista, a través de un individualismo ligado a un egoísmo que abarca todo el ámbito del mundo del que somos extensiones y en el que estamos inmersos.

De esta manera, el nihilismo verde es muy similar al nihilismo de género y, en última instancia, es un rechazo del ser de especie, en el sentido que describió Stirner.

Con la práctica de reconvertirse como animal, como amigos nihilistas de género, los nihilistas verdes se benefician mejor practicando la rebelión activa, en cualquier situación que se adapte a sus necesidades y deseos. Esta rebelión sirve como un medio para liberar la represión de la civilidad. Es un espacio que presenta una gran oportunidad de diversión para anarquistas y nihilistas verdes, y es un espacio para simplemente disfrutar de la belleza de estar vivo, con la energía de un incendio forestal en el centro de nuestro Ser.

Una vez más, no estoy escribiendo un manual de instrucciones, así que deja que tu imaginación y tus deseos te lleven.

[escrito en 2017 por Julian Langer, Eco-Revolt – recuperado del blog barbarically – traducción desconocida, revisado en Enero 2022 por ‘Con el Fuego en las Pupilas’]

(1) Acósmico: negación de la realidad objetiva del mundo temporal: trascendental en un sentido que niega al mundo. nota de CeFelP

(2) Punch line, en inglés, significa la frase u oración final de un chiste o historia, proporcionando el humor o algún otro elemento crucial. – nota de CeFelP

(3) En filosofía, la merealogía es el estudio de las relaciones entre partes, tanto de las partes con el todo, como de las partes con otras partes. – nota de CelFelP

(4) En el inglés original: s-nihilism, ya que escepticismo comienza con «s»: scepticism. Se elije traducir como e-nihilismo para facilitar la lectura. – nota de CeFelP

(5) Esquismo/schizm: división entre secciones o partidos fuertemente opuestos, causada por diferencias de opinión o creencia. Similar a cisma, separación formal de una Iglesia en dos Iglesias o la secesión de un grupo debido a diferencias doctrinales y de otro tipo. – nota de CeFelP.

(6) Tal vez un parafraseo a Stirner. Un pasaje de ‘El Único y Su Propiedad’ (traducción de Pedro González Blanco) dice: Yo también amo a los hombres, no sólo a algunos, sino a cada uno de ellos. Pero los amo con la conciencia de mi egoísmo; los amo porque el amor me hace dichoso; amo porque me es natural y agradable amar. No reconozco la obligación de amar. Tengo un sentimiento común con todo ser sensible; lo que lo aflige me aflige, y lo que lo alivia me alivia; Yo podría matarlo, no puedo martirizarlo. – nota de CeFelP.

(7) El pasaje de ‘El Único y Su Propiedad’ (traducción de Pedro González Blanco) dice: A la sentencia cristiana “todos somos pecadores”, yo opongo ésta: “¡Todos somos perfectos!” Porque a cada instante somos todo lo que podemos ser y nunca nada nos obliga a ser más.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Sardegna Anarchica

Sacche di Resistenza e Lotta di Liberazione Nazionale

The Antagonist//Él Antagonista

@-nihilist and Egoist page with music and other assorted subversive fun stuff.//Página @-nihilista y egoísta con musica,pelis y líos subversivos y divertidos.

prometeoencadenadosite

"La Libertad no puede ser concebida, tiene que ser conquistada" Stirner

viejaloba.wordpress.com/

Manada empática

lamagiadeladiversidad.wordpress.com/

Anécdotas de un mundo sin fronteras

gatxsinsurrectxs

A topnotch WordPress.com site

mariposa que vuela

sobrevivimos a lo rutinario, a los relojes, a las distintas baras de medir; y nos creemos valientes por transitar aquellas cosas y llegar a una determinada meta; pero de repente nos damos cuenta de que somos miedosxs a volar, a vivir por fuera de todo aquello. Por eso, si hay veces en que no me animo a volar, que vuelen mis palabras y expresen aquello a lo que no me atrevo.

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

REVUELTA VIOLENTA

Okupando el Lapiz como Arma

Elena

En el final surgió el principio

Night Forest Cell of Radical Poets

Essays, poems and stories for an uncivilised reader

Eco-Revolt

An outlet for paneroticism, involution and guerrilla ontology

La fuga silenciosa

¿Quien no es fuga?

Nihilist Okumalar

Bireycilik ve Nihilizme Doğru

Las Lecturas Incòmodas

Boicott Voluntario contra la dominación y la conformidad

Enemigo de Toda Sociedad

(Aportes anárquicos, nihílicos y egoicos para la guerra contra la Sociedad)

Intellectual Vagabond Editions

publisher of egoist, anarchist and subversive literature

Colectiva Antipsiquiatría

Producción periférica de saberes desde psiquiatrizadxs; en pos de la opacidad contra la institución inquisidora y asociados imperiales.

Kalinov Most

Revista Anarquista Internacional

A %d blogueros les gusta esto: