¡Malatesta y el Individualismo! (Sidney E. Paker)

(De The Vulture, Vol.1 No.1, verano de 1975 publicado por la Asociación Max Stirner de Quebec)

El fallecido E. Armand se refirió varias veces a Enrico Malatesta como uno de esos “anarcocomunistas” que simpatizaban con el individualismo anarquista. Su generosidad fue extraviada.

Malatesta no entendía el individualismo y estaba tan poseído por el espectro del humanitarismo que era incapaz de comprenderlo. Sus aparentes concesiones al individualismo parecen haber sido motivadas por el deseo de obtener “unidad” en las filas “anarquistas”, y es significativo que sus palabras sobre este tema sean en su mayoría eufóricas por aquellos socialistas libertarios que deploran el “sectarismo”, que quieren razonar en uno los dos hechos distintos del anarquismo y el socialismo.

Según Malatesta, uno solo puede ser anarquista cuando uno “ama” a la humanidad.

Pero, ¿cuál era la “humanidad” que amaba?

Obviamente no era la humanidad de su tiempo, ya que no amaba a los políticos, policías, sacerdotes, capitalistas, bolcheviques o fascistas. Escribió sobre “el hecho de compartir los sufrimientos de los demás”, pero cuando dio ejemplos del tipo de personas a las que se refería, pertenecían a ciertos tipos de individuos que padecían ciertos tipos de opresión y privaciones. Sumados en conjunto, estos individuos no constituían la totalidad de la humanidad.

Claramente, la “humanidad” que amaba Malatesta era el concepto de la humanidad como lo sería si se ajustara a su ideal. No amaba el conjunto de individuos existentes, amaba a la humanidad no nacida de su sociedad futura imaginada. En otras palabras, Malatesta creía en una religión de la Humanidad que era una reafirmación en términos seculares de la noción cristiana de un reino de los cielos en la tierra.

No acepto la opinión de Malatesta de que “el anarquismo sería una mentira o simplemente una tontería” sin este sentimiento de “amor por la humanidad”. En un momento de descuido, escribió “todos somos egoístas, todos buscamos nuestra propia satisfacción”. De acuerdo, pero cuando nos volvemos egoístas conscientes no nos engañamos con basura sobre “amar a la humanidad”. Baso mi anarquismo en la realidad tangible de mí y en mi deseo de auto liberación de la autoridad, no en la búsqueda de una abstracción vacía. No necesito tener incentivo ideológico de una futura hermandad colgada ante mi nariz para ser anarquista. Soy mi punto de partida y objetivo, no “humanidad”.

Malatesta afirmó que el anarquismo “no estaba necesariamente vinculado a ningún sistema filosófico”, pero sus propias ideas estaban firmemente arraigadas en una filosofía moralista en la que no existían alternativas, excepto que sea para la burguesía o para la revolución. Esto queda claro en su ataque a los anarquistas que quieren “vivir sus vidas” y “burlarse de la revolución y de cualquier aspiración con visión de futuro”. Él no dice quiénes son estos terribles pecadores, pero es obvio que se está refiriendo a los individualistas anarquistas.

¿Pero por qué solo debe haber una elección entre estas dos alternativas? ¿Por qué el escepticismo sobre la salvación por la revolución social significa apoyo para la burguesía? No se puede refutar de esta manera a los individualistas que también son creaciones de la sociedad existente, pero que no pueden ver ninguna evidencia convincente de la posibilidad o la deseabilidad de un mundo de amor fraternal.

La afirmación de Malatesta de que aquellos que quieren disfrutar de la vida en el presente tienen “la mentalidad y los sentimientos de un burgués fracasado” revela su puritanismo subyacente. ¿Cuándo más se puede disfrutar de la vida excepto en el presente? Si el “presentismo” individualista no es más que el producto de burgueses fracasados, entonces, por el mero hecho, el comunismo evangélico de Malatesta no es más que el producto de terratenientes llenos de culpa como él. Hay más en común entre él y el burgués que también cree en la “humanidad”, que entre los dos y el individualista cuya anarquía solo tiene significado para él en el presente.

La identificación de Malatesta de la anarquía con una condición de hermandad armónica es un ejemplo de esa fatua confusión con el socialismo que ha obstaculizado una clara comprensión del anarquismo durante más de un siglo. Ciento cuarenta años de que el “El Unico y su Propiedad” fue publicado. En él, Max Stirner sentó las bases para una filosofía consistente del anarquismo, que es solo otro nombre para el individualismo consistente. La gran mayoría de los historiadores y “anarquistas” profesos aún tienen que llegar a esta conclusión. Persistentemente llaman “anarquismo” lo que de hecho es una especie de comunismo antiparlamentario, una vana esperanza de alcanzar el cielo por medio de la acción directa masiva.

Entre los campeones de esta esperanza hay algunos que tienen un elemento auténtico / anarquista en su pensamiento y actividad. Pero su intento de conciliar esto con los principios colectivistas paraliza su anarquismo y los convierte a menudo en cómplices de su antítesis. Una mirada fría y crítica a las contradicciones de un Malatesta mostraría que ese anarquismo es individualismo, no comunismo; egoísmo, no altruismo.

(Extraído y Traducido de: https://www.unionofegoists.com/2017/10/16/malatesta-and-individualism-by-s-e-paker-1975/)

Anuncios

Un comentario sobre “¡Malatesta y el Individualismo! (Sidney E. Paker)

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

La fuga silenciosa

¿Quien no es fuga?

Nihilist Okumalar

Bireycilik ve Nihilizme Doğru

Las Lecturas Incòmodas

Boicott Voluntario contra la dominación y la conformidad

Enemigo de Toda Sociedad

(Aportes anárquicos, individualistas, egoístas, nihilistas, iconoclastas para la guerra de los Únicos)

Intellectual Vagabond Editions

publisher of egoist, anarchist and subversive literature

Colectiva Antipsiquiatría

Producción periférica de saberes desde psiquiatrizadxs; en pos de la opacidad contra la institución inquisidora y asociados imperiales.

Kalinov Most

Revista Anarquista Internacional

Mpalothia

Αντιπληροφόρηση | Antireport

Anti Government

Yes, We can.

Todo por Hacer

Just another WordPress.com site

Publicacion Refractario

Publicación Antiautoritaria contra el Sistema carcelario

¿Eres la noche?

Para perdidos y reinventados

A.L.F Frente de Liberación Animal

Hasta que la última jaula quede vacía

A %d blogueros les gusta esto: